fbpx

Hacía muchos años que no visitaba la Fira Medieval de nuestra parroquia más sureña, y, no lo voy a negar, como buena seguidora de Juego de Tronos, a falta de un Poniente en el que perderme, decidimos pasearnos la feria que se celebra cada año en Sant Julià de Lòria para empaparnos del espíritu medieval que caracteriza la serie. También para comprar mermelada, ¡me encanta!, sobretodo la que se hace aquí en Andorra.

Programa y plano de la 15ª Fira Medieval de Sant Julià de Lòria
Programa y plano de la 15ª Fira Medieval de Sant Julià de Lòria

Este año la cita vino acompañada de buen tiempo lo que hizo que nos decidiésemos sin dudar a visitarla aún con más ganas. Las calles se engalanan, el ambiente que se respira te traslada, las paraditas, la gente disfrazada, los artesanos, los espectáculos, los juegos y los animales…todo este año fue de nota.

 

Todo se organizó cuidado al detalle y los paseantes nos sentimos inmersos en un poblado medieval por el cual resultaba un placer transitar quedándote embobado a cada paso con todo lo que te encontrabas, talleres y juegos para los pequeños y ¡para los no tan pequeños!, paradas de dulces y golosinas, plantas y semillas para remedios caseros, juguetes, tarotistas y echadores de cartas, paradas de productor artesanos de l’Alt Urgell de embutidos y quesos, y las que más nos gustaron, las paraditas de productos artesanales manufacturados con hierbas y flores de Andorra, productos de cercanía de nuestra tierra: patatas, tomates, fresas, frambuesa, mermeladas…

 

 

Disfrutamos de demostraciones artesanas de cestería, forja, alfarería y un horno tradicional del que salían unos panes deliciosos, entre otros, ¡con chocolate!…cabe decir que el que compramos no llegó a casa. ¡Y también de una mini granja!

 

Mención especial tiene un campamento de los Orcos del Señor de los Anillos que nos tuvo entretenidos un buen rato y que estaba tan bien caracterizado que ¡pensamos en  unirnos a su tribu e invitarles a merendar nuestro pan con chocolate y mermelada andorrana!. La alternativa era acabar devorados por ellos y que nuestras cabezas pasasen a convertirse en un llavero, así que ante la duda…¡a los orcos les gusta la mermelada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This